El río    (Julio López Cid)

      

Libro "El río" de Julio López Cid. Portada de Mani Moretón.

Libro de Julio López Cid.

"El río recrea una narración envolvente y sutil como la niebla que emana de su superficie en los días grises de invierno."

Una narración que tiene como fondo el río Miño en Ourense y muchos muchísimos recuerdos comunes del que escribe...

El libro me encanta y lo recomiendo.

Ver un texto del libro.

 

      galicia.gif (2685 bytes) Volver            

 

 

 

 

 

 

 

El río.

    ...Los arroyos son ríos pequeños,  donde el agua salta  y canta porque todavía ignora su amargo destino (los ríos grandes como el Miño, que ya van sabiendo, pasan en silencio, pero si se escucha con amor pueden oírse sus suspiros anhelantes por quedarse en las riberas que van dejando a su paso: "yo quisiera, quisiera..."); en los arroyos (el río de San Ciprián es un arroyo), en muchos sitios, los árboles juntan sus ramas de orilla a orilla, las entrelazan, como si se diesen la mano, formando arcos y bóvedas; en las ramas de los árboles, de los arbustos, anidan, cantan los pájaros (tu comprendes los cantos de los pájaros); sobre las ramas, arriba, muy arriba, pasan las nubes, lentas, con sus velas desplegadas por el gran río azul del cielo... A veces, el agua se detiene para contemplarlo todo, para copiar sus primeros sueños. Eso son los remansos; los lugares donde los arroyos se detienen a soñar sus primeros sueños. Van reflejando los árboles, los pájaros, las nubes..., entrañándolos en su hondura, en su memoria de agua, donde permanecen bajo el fluir de la corriente. Si uno se detiene, se queda con amor a la orilla de un arroyo, al costado de un remanso, puede sentir la belleza de todas estas cosas y cómo, a su conjuro, en su corazón la paz se aquieta, se ahonda, cual si el corazón fuera también un remanso donde se fuese reflejando, quedando; cómo del sulagado fondo va brotando un canto sin voz. Esto es lo que la música, como un místico remanso, trato de reflejar: la emoción de alguien extasiado en la contemplación de la belleza a la orilla de un arroyo. Verás cómo la orquesta repite obstinadamente la misma frase, como si dijese: "¡Qué hermoso!, ¡qué hermoso!, ¡qué hermoso...!"). ...

galicia.gif (2685 bytes) Volver